Violencia policial contra la Dra. Elida M. Fernández. Reflexiones


El 15/8/20, la Dra. Elida Margarita Fernández, matriculada en el Colegio de Abogados de Morón, fue víctima de un hecho gravísimo de violencia y abuso policial cometido por parte de efectivos policiales. Reflexiones. Los delitos cometidos deben ser objeto del correspondiente juicio y castigo, porque si sus autores quedaran impunes la sociedad quedaría cada vez más expuesta a la barbarie.-

  Escribe la Dra. Norma Sciarrone

 

  “Ahora vienen por mí, pero es demasiado tarde”  (Bertolt Brecht)

   El día 15 de Agosto de 2020, la Dra. Elida Margarita Fernández, matriculada en el Colegio de Abogados de Morón, fue víctima de un hecho gravísimo de violencia y abuso policial cometido por parte de efectivos de la Comisaría 3ra. de William Morris, Partido de Hurlingham, provincia de Buenos Aires.-

   Alrededor de las 17 hs. la citada profesional fue convocada por su hermano Dr. Ezequiel Catalino Fernández de profesión él también abogado, para que lo asistiera profesionalmente, porque intentaba dialogar con efectivos policiales y de la Dirección de Tránsito Municipal, quienes habían retenido a su hijo y sobrino de la colega por circular éste en moto sin documentación.  El Dr. Fernández concurrió en auxilio de su hijo con los papeles de la moto, y ante el tono que tomaba la discusión con los citados agentes, le solicitó ayuda a su hermana.-

   Al llegar al lugar del hecho –intersección de las calle Dolores de Huicci y Avenida Villegas- y presentarse como abogada patrocinante tanto de su hermano como de su sobrino, la Dra. Fernández  fue víctima de improperios y amenazas, habiéndosele pedido que se identificara en cinco oportunidades, negándosele su calidad de Abogada, manifestándosele que no sabía de leyes, que los que sabían eran ellos, continuando in crescendo con sus agresiones verbales-

    Ante el cariz que tomaban los acontecimientos la Dra. Fernández comenzó a filmar la escena con su celular, lo que enfureció aún más a los agentes quienes le taparon la cámara  y la tiraron al piso, golpeándole la cabeza contra el asfalto, gritándole y amenazándola permanentemente.-

   Minutos después la llevaron detenida y esposada a la comisaría 3ra. de William Morris a cargo del comisario Alejandro Rodríguez, donde su situación empeoró. En efecto, la Dra. Fernández fue continuamente humillada, denigrada y hasta amenazada con hacerle perder la matrícula, diciéndole que allí mandaban ellos, y que ejercían el poder. Pero, no sólo fue víctima de violencia verbal y física, sino también sexual pues le levantaron la ropa y manosearon sus partes íntimas, todo ello en presencia de su hermano y sobrino. El violento hecho se prolongó hasta pasadas las 22 horas.

   El Colegio de Abogados de Morón repudió enérgicamente los hechos, exigiendo a las autoridades Municipales y del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires que tomen una urgente intervención, adoptando de inmediato las medidas pertinentes con respecto a los agentes que participaron en este operativo.-

   Como integrantes del Instituto de los Derechos de las Mujeres este terrible hecho de abuso de autoridad perpetrado por parte de los agentes municipales y policiales de Hurlingham  en perjuicio de la Dra. Elida Margarita Fernández, nos interpela y nos preguntamos ...

¿AHORA LE TOCÓ A UNA COLEGA?

   En realidad, el abuso de autoridad siempre fue una cuestión de profunda preocupación en el Instituto, y sobre todo cuando esa autoridad se ejerce en nuestra contra, justamente por la situación de desigualdad en la que nos encontramos inmersas. Si bien es cierto que permanentemente somos objeto de discriminación por nuestra condición de mujeres, en este caso la vemos expuesta en forma tan brutal, que nos inquieta aún más.

Asistimos consternadas a la vigencia de algunas resoluciones, como la que lleva el Numero 845/2019 que masifica la intercepción, identificación y detención de personas en los medios de transporte, con el hostigamiento y persecución a migrantes y a las personas en situación de calle.-

 Es preciso que se tomen urgentes medidas para formar en materia de Derechos Humanos y de Genero a las fuerzas de Seguridad para que Nunca Más vuelvan a ocurrir hechos como los denunciados por la Dra. Fernández.

Si bien advertimos algunos gestos por parte de las actuales autoridades que nos dan cierta tranquilidad, como, por ejemplo, recibir a las víctimas en lugar de a los victimarios, o manifestar que no van a encubrir a ningún integrante de las fuerzas de seguridad que hayan cometido hechos delictivos, desde este foro interpelamos a las autoridades para que se tomen las medidas urgentes e imprescindibles para que en el futuro no se repitan hechos de la naturaleza descripta.

 Sabemos que no es una tarea fácil, ínterin los delitos cometidos deben ser objeto del correspondiente juicio y castigo, porque si sus autores quedaran impunes la sociedad quedaría cada vez más expuesta a la barbarie.-