Marzo 8. Día internacional de las Mujeres: no a la violencia, no a la indiferencia, no al negacionismo

Marzo 8. Día internacional de las Mujeres. Queremos hablar de los crímenes contra las mujeres y a su vez pedirles a aquellos hombres que no se enfilan en ninguno de los dos perfiles mencionados al comienzo de estas líneas, que nos acompañen, que replieguen su reclamo y adhieran al nuestro.
Domingo, 5 Marzo, 2017

Marcha en la ciudad de Buenos Aires el 8/3/2017. Las Dras. Blanca Cabral, Susana Villegas, Norma Sciarrone, María Rosa Ávila y Marcela Melfi del Instituto de los Derechos de las Mujeres del Colegio de Abogados de San Isidro

“Más nerviosas, más vivaces, las mujeres ya estaban de pie.  Algunas, tras cerrar ventanas y postigos, volvían a acostarse.  …por primera vez desde el comienzo de la guerra habían caído bombas sobre París.  Sin embargo, la gente seguía tranquila.  Las noticias eran malas, pero no se las creían.  Tampoco se habrían creído el anuncio de una victoria.  “No entendemos nada”, decían”.  Irene Nemirovsky, Suite Francesa.

Queremos hablar de la indiferencia o del más agudo y criminal negacionismo.  Aunque ambos nos recluyen en el mismo destino. 
Queremos hablar de los crímenes contra las mujeres y a su vez  pedirles a aquellos hombres que no se enfilan en ninguno de los dos perfiles mencionados al comienzo de estas líneas,  que nos acompañen, que replieguen su reclamo y adhieran al nuestro.
Ni las marchas, ni la exhibición del cuerpo, ni las acciones judiciales, ni el repudio de buena parte de la ciudadanía han logrado frenar la violencia contra las mujeres en nuestro país.
¿Cada cuántas horas muere una mujer por violencia de género? ¿Cada cuántas horas nos desplazan en los lugares de trabajo? ¿Cada cuántas  horas somos abandonadas con la cría? ¿Cada cuántas  horas se cometen abusos sexuales sobre nosotras?
La respuesta a la primera pregunta parece ser cada treinta y cinco horas, aunque en los últimos tiempos el lapso entre acto y acto parece haberse reducido considerablemente, algunas estadísticas ya dan cuenta de veintidós horas entre crimen y crimen.
El resto de los interrogantes no tiene respuesta alguna, no cuenta en las estadísticas, pero los sufrimos a lo largo de nuestras vidas, la violencia sorda nos deja desnudas, una desnudez que sí debería dar vergüenza.

Sin embargo unos pocos pezones –que no dudan en festejarse- cuando de amamantar a la cría se trata convocan multitudes de agentes de seguridad para frenar el desatino.
Una serie de organizaciones entre las que se encuentran el Equipo Latinoamericano de Justicia y Género (ELA), la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ), la Comisión Argentina para los Refugiados y Migrantes (CAREF), la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), la Fundación Mujeres en Igualdad (MEI) y la Fundación Siglo 21 presentaron un amparo para que se declare la inconstitucionalidad de la decisión administrativa 12/2017 que modificó el presupuesto aprobado por el Congreso de la Nación y que significa una reducción de sesenta y siete (67) millones de pesos en la asignación con destino al Consejo Nacional de las Mujeres y al Plan Nacional de Prevención Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.
No nos detendremos en las inconstitucionales facultades otorgadas al Jefe de Gabinete –que vienen reiterándose año a año- para reasignar partidas presupuestarias, pero sin presupuesto o con presupuestos reducidos no hay crímenes que puedan detenerse.
Hasta el 16 de febrero del año en curso habían ocurrido cincuenta y siete (57) femicidios.
La reducción presupuestaria no escandalizó a los medios periodísticos, en tanto que sí se hicieron un perfecto festín con los diversos hechos en que las mujeres decidieron mostrar su cuerpo como una forma de protesta. 
“Más nerviosas” y “Más vivaces” hemos leído una noticia que nos sorprende y nos agobia “Los animales del zoológico Colon fueron transportados en un avión de Aerolíneas Argentinas”.
La nota periodística daba algunas precisiones:
“Dada la degradación generalizada en los zoológicos del país, y por presión de la sociedad civil, cada vez son más las instalaciones que comenzaron a cerrar o reutilizarse en los últimos años.  Los animales, por lo tanto, son trasladados a santuarios y reservas dentro o fuera del país”.
Dos leones, dos osos y tres tigres fueron trasladados al Santuario Wild Animal en Colorado, USA.
Funcionarios Nacionales se encargaron de acompañar a los animales.
No nos oponemos al salvataje de cualquier especie en peligro de extinción, admiramos la lucha de distintas asociaciones  que logran sensibilizar a nuestros representantes en este aspecto.

Tampoco señalamos las virtudes o la ausencia de ellas de determinados funcionarios ni mucho menos hacemos pie en simpatías partidarias a la hora de la crítica, pero la noticia referida nos ha dejado, una vez más, sin palabras.

Fuentes: 
Carta dirigida al Consejo Directivo por la Dra. Silvia R. Pedretta (Marzo de 2017)

Tamaño de fuente

-A A +A